El Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) publica anualmente el Estudio RESA, un informe de referencia de resultados asistenciales de centros sanitarios privados a nivel nacional. Ahora, siguiendo el compromiso de la sanidad privada en exponer sus resultados de forma transparente, da un paso más y crea el Observatorio RESA. Desde hoy esta plataforma permite el acceso público a los datos de indicadores publicados en los distintos informes anuales del estudio y, además, el acceso privado para que los grupos hospitalarios participantes puedan tener a su alcance de forma sencilla el histórico de sus resultados comparados con la media nacional, al mismo tiempo que les permite comparar los resultados de sus centros entre sí, con la media de su grupo y con la media nacional del RESA. “Es importante destacar que con este acceso privado no se podrá acceder a la información pormenorizada de otros centros o grupos hospitalarios. No obstante, este Observatorio permitirá crear un entorno de información abierta y transparente en el que ciudadanos y profesionales van a poder encontrar información relevante para la toma de decisiones”, tal como ha asegurado Ángel de Benito, secretario general de la Fundación IDIS, durante la presentación del Observatorio RESA y de la 8ª edición del Estudio RESA, que ha tenido lugar hoy en Madrid.

El Observatorio RESA incluye datos desde 2011 hasta 2018, correspondiéndose estos con los indicadores publicados en todos los informes RESA, desde la primera edición en 2012 hasta la última en 2019. Todos los indicadores se han calculado para el último año disponible 2018, excepto en el caso de los indicadores de resultados de unidades de fertilidad, en que se utilizan datos de gestaciones comenzadas con dos años de anterioridad, para permitir la valoración de nacimientos conseguidos.

Un análisis detallado de los datos

En el marco de la presentación del Observatorio RESA, la Fundación IDIS ha dado a conocer los datos del Estudio RESA 2019. Indicadores de resultados en salud de la sanidad privada, con el que la Fundación busca poner de manifiesto las constantes vitales de la sanidad privada y analizar áreas de mejora que ayuden a mejorar el ámbito de la calidad asistencial, la seguridad, la eficiencia y la resolución asistencial en sus indicadores respectivos. Según el secretario general de la Fundación IDIS, “con el informe de este año no solo queremos mostrar las bondades de la sanidad privada, sino que nos gustaría que fuera un detonante de próximos análisis que permitieran la comparación en su más amplio sentido, no solo de entornos de titularidad a nivel de España sino también fuera de nuestras fronteras”. Esta edición, con datos de 525 centros sanitarios privados (325, aportando datos de forma directa, y 200 centros de reproducción asistida, a través de la Sociedad Española de Fertilidad), analiza 72 indicadores y cuenta con representación de todas las CCAA. Durante estos años la evolución del informe ha sido exponencial y hoy arroja resultados de 1,3 millones de altas, 4,5 millones de urgencias, 2,8 millones de consultas externas, 850.000 intervenciones quirúrgicas, 44.000 partos, 355.000 mamografías, 849.000 resonancias magnéticas, 537.000 TAC, 87.500 ciclos de tratamiento de fertilidad y casi 9.000 pacientes en diálisis. Estos datos dotan al Estudio RESA 2019 de una amplia representatividad de la actividad del sector y permiten comparar resultados con otros observatorios.

Los datos, que se han hecho públicos en la jornada clausurada por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, subrayan un excelente nivel de gestión de la eficiencia en beneficio del paciente y del propio sistema sanitario. En este punto son reseñables los 3,57 días de estancia media de ingreso, los 0,31 días de estancia media prequirúrgica, el 55,4% de intervenciones quirúrgicas que se hacen de forma ambulatoria o el 95% de las cirugías biliares que se hacen por vía laparoscópica.

Otro aspecto analizado en el Informe es la accesibilidad en la atención. En este sentido, destacan los tiempos inferiores a 24 horas para citación para pruebas de laboratorio o los 8,4 días de espera media para pruebas complementarias (mamografía, TAC y RM) y 2,7 días para la entrega de resultados. El director de Relaciones Institucionales de la Fundación IDIS, Manuel Vilches, asegura que, “esta accesibilidad es muy relevante en los procesos oncológicos donde existen 15,88 días de espera para el inicio del tratamiento oncológico en pulmón, 14,99 días, en colon, y 14,26, en mama, por ejemplo”.

En el ámbito de la resolución asistencial, las tasas de retorno del paciente al servicio de urgencias se mantienen en proporciones habituales en la asistencia hospitalaria. Así, por ejemplo, si nos fijamos en las tasas de retorno al hospital después del alta, se detecta una tasa de reingresos a 30 días desde el alta del 4,9%, una ratio de reingreso por causas quirúrgicas a los 7 días inferior al 1,1% o una tasa de retorno a urgencias del 3,7% a las 72 horas del alta.

El hecho de que más ¾ partes de los centros estén acreditados en las áreas de bloque quirúrgico y servicios generales y que más del 93% de los centros muestre certificaciones en las áreas de servicios centrales de diagnóstico, urgencias y hospital de día pone de manifiesto que la práctica de la acreditación de unidades y procesos y la implantación de las políticas de seguridad del paciente es prácticamente generalizada en los centros privados con niveles muy altos de desarrollo en las mismas.

Así, por ejemplo, destacan algunos datos relacionados con el compromiso con la seguridad, como que el protocolo de higiene de manos está implantando en el 97% de los hospitales, el protocolo de intervenciones de cirugía segura (check-list quirúrgico), en un 84,3%, y el de identificación de problemas relacionados con la medicación, en el 81%. “Muchos indicadores denotan la apuesta por la calidad también en esta edición, como un 97,2% de supervivencia a las 48 horas de pacientes ingresados por síndrome coronario agudo, el 95,9% de supervivencia al alta por este problema, el 91% de supervivencia al alta por insuficiencia cardiaca y 87,9% al alta en ictus”, destaca Manuel Vilches. Existen otros indicadores como la intervención por fractura de cadera en menos de 48 horas, con una tasa del 85% (muy por encima de los datos de otros observatorios conocidos, como el de Madrid, que rondan el 50%), o el alto porcentaje de pacientes en hemodiálisis con parámetros básicos alcanzados (89,8 en albúmina en sangre y 93,2 en KT/V).

El presidente de la Fundación IDIS, Juan Abarca, ha asegurado que “la publicación de resultados sanitarios es esencial porque estimula la sana competencia y promueve la mejora continua en términos generales. En una sociedad democrática la transparencia en las actividades sanitarias debería e ser obligatoria porque hay que dar a la sociedad datos para poder tener libertad de elección y, para ello, se precisa de valentía y liderazgo para que impulse su utilización sistemática para la toma de decisiones sustentadas en información accesible, transparente y fiable. Sin duda, una sanidad de titularidad pública de excelencia al igual que una sanidad privada con la misma consideración son las palancas que pueden hacer de España un país que siga siendo referente en el futuro. Es la única manera de que entre todos seamos capaces de aportar viabilidad, sostenibilidad y solvencia económica y científica a nuestro sistema sanitario en beneficio de una sociedad que lo merece y demanda de forma constante”.