Mesa Redonda

Arquitectura hospitalaria y Humanización

Fecha: 19/ENERO/2017

Hora: 10:00- 12:00h

Participantes:

  • José Luis Baquero, Vicepresidente del Foro Español de Pacientes (FEP)
  • Cristina González del Yerro Valdés, Subdirectora General de Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de Madrid
  • Jesús Menéndez Fernández, Arquitecto del Hospital Universitario Central de Asturias y Jefe de Servicio de Obras. Consejería de Sanidad de Asturias
  • Eduard Rius Pey, Director Gerente de Acciona Servicios Hospitalarios

Moderador: José María Martínez García, director de New Medical Economics

#NMEMESAREDONDA

Estamos ante un tema grande, muy importante,  para debatir en esta mesa redonda: el que supone la concepción de los hospitales y su papel en la nueva sociedad del conocimiento y la innovación; la que está vigente en estos momentos y la que se prevé vendrá en los inmediatos.

Y en ella, las perspectivas de cambio de los modelos de organización y de perfeccionamiento de la gestión directiva van a estar muy ligados al desarrollo del capital humano.

Aquí entra nuestro título genérico relacionando la arquitectura y la humanización.

Cada vez en más ámbitos territoriales se presta de verdad, no de palabra como hasta hace poco, atención al cuidado continuo de la mejora de la calidad, el acceso y la continuidad de la asistencia y la respuesta a la cronicidad y a los nuevos perfiles de la demanda de atención sanitaria.

La arquitectura se inclina, como la Torre de Pisa, hacia dichos retos, teniendo en cuenta, de forma trascendente, la importancia de la gestión de la incorporación de los avances tecnológicos  y de servicios.

Hace unos días oí decir a un prestigioso gerente de un gran hospital privado que llevaba 25 años trabajando en gestión y, de ellos, 24 entre obras.

Su comentario es una anécdota, pero muy frecuente y signo de que la arquitectura hospitalaria es algo vivo, en continua evolución, como el propio ser humano, en renovación y mejora permanente.

Además, los hospitales son empresas de futuro en las que descansa un gran potencial para el  desarrollo económico y social, y están basadas en el conocimiento, y comprometidas con valores de bienestar social y equidad en el acceso a la salud.

Y,  aunque todos los centros  (hospitales universitarios, regionales, de especialidades, comarcales, hospitales de alta resolución, fundaciones hospitalarias, etcétera)  estén ahí, y el objetivo sea común, o sea, garantizar la seguridad y eficiencia de los tratamientos para el paciente; existen grandes diferencias en el desarrollo de los diferentes planes de infraestructuras sanitarias y diversos modelos de gestión en nuestro Estado, como conjunto de 17 comunidades autónomas, en un debate político sanitario sin precedentes en la historia.

Debate que pretende conseguir eficiencia, sin recortar prestaciones, minorando el gasto, regulando la presión de las tecnologías y el conocimiento y cubriendo las expectativas de los ciudadanos, con intensos cambios demográficos y con una esperanza de vida que se asocia a nuevos patrones de enfermedad (pacientes pluripatológicos, cronificación de las enfermedades, pacientes oncológico-paliativos, epidemias de obesidad). Nuestros valores deben caracterizar la gestión de los hospitales como organizaciones complejas.

La flexibilidad, la capacidad de adaptarse, la descentralización, la gestión compartida, la corresponsabilidad directiva y de los profesionales, son valores esenciales para mantener el avanzado desarrollo que hemos conseguido en el Sistema Sanitario Español. No es necesario hablar de un modelo, dado que la insostenibilidad amenaza a la sociedad del bienestar y es de obligado cumplimiento que nos impliquemos profesionales, ciudadanos y administraciones para conseguir resultados, con una visión de riesgo compartida.

Pero el cambio, en el tipo de pacientes a atender desde los hospitales, cada vez ocupará un lugar más preeminente en las necesidades de atención a prestar desde los hospitales los pacientes crónicos, pluripatológicos, para los cuales habrá que desarrollar estrategias que compatibilicen el alto coste que generan con la necesidad de garantizar su atención no necesariamente a nivel hospitalario.

Para ello hará falta el uso de herramientas de comunicación adecuadas para posibilitar su atención en el marco domiciliario, pero, no solo eso, habrá que redefinir el rol total de conjunto de todo el hospital para adaptarse a los nuevos valores de los pacientes empoderados, pero siempre desde el propio centro.

Acceda al contenido íntegro de la mesa redonda en el siguiente enlace: http://newmedicaleconomics.es/newsletter_sumario/nme51/arts/09-mesaredonda.pdf

próximos eventos

New Medical Economics se adhiere al Manifiesto de apoyo ciudadano a la candidatura de Barcelona para la Agencia Europea de Medicamentos (EMA)

 #BCN4EMA

...