Días Internacionales

Día Mundial de la Sonrisa

Sonreír es síntoma de felicidad.Los españoles valoramos el poder de la sonrisa, principalmente como fuente de bienestar emocional. Sin embargo, consideramos que no sonreímos lo suficiente. De hecho, un 20 por ciento de las personas que han participado en una encuesta realizada a nivel nacional, señala que ni siquiera recuerda cuándo sonrió por última vez.

La muestra ha sido realizada por Danone y la Fundación Theodora durante el mes de septiembre y se publica con motivo de la celebración hoy, 2 de octubre, del Día Mundial de la Sonrisa, que se celebra en todo el mundo el primer viernes del mes de octubre.

Más de 500 hombres y mujeres de entre 18 y 60 años participaron en esta encuesta y ratificaron el valor otorgado al gesto de sonreír. Más de la mitad (59 por ciento) de los encuestados afirma que el bienestar emocional es el principal beneficio que les aporta sonreír; le siguen la capacidad de olvidarse de los problemas (21,9 por ciento), el estar más relajado (12,6 por ciento) y el bienestar físico (6,5 por ciento).

Sin embargo, no sonreímos tanto como quisiéramos: un 81 por ciento declara no sonreír lo suficiente y el 90 por ciento piensa que con la crisis sonreímos menos. Tres de cada cuatro personas dicen haber reído por última vez en la última semana, mientras que un 20 por ciento afirma no recordar cuándo fue la última vez que sonrió.

La encuesta también ha querido ver cuáles son las situaciones que más nos hacen sonreír. En este sentido, los dos motivos que más nos hacen sonreír son la alegría de una persona cercana (80 por ciento) y las travesuras y risas de los niños (65,4 por ciento). A la hora de valorar con quién reímos más, los hombres tienden a sonreír más con los amigos (39,4 por ciento), a diferencia de las mujeres que afirman que sonríen más con la familia (41,6 por ciento). Aunque en este aspecto hay diferencias de edad, ya que los jóvenes sonríen más con los amigos y la pareja, y los adultos mayores tienden a hacerlo más con la familia.

Yolanda Valle, Doctora Sonrisa (Doctora Caliburi) de Fundación Theodora, recuerda la importancia de sonreír ya que este pequeño gesto tiene un fuerte efecto terapéutico que contribuye al bienestar: “No existen muchos gestos tan simples con un potencial tan grande. Con la sonrisa, no solo exteriorizamos nuestra estado de ánimo, sonreír produce en nosotros sentimientos positivos que pueden aportarnos bienestar físico y mental o servir incluso como mecanismo anti-estrés muy efectivo”.

Danone y la Fundación Theodora colaboran desde el año 2010 para hacer llegar el poder terapéutico de la sonrisa a niños y niñas en hospitales de toda España, contagiando bienestar a través de un gesto pequeño pero muy poderoso.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...