Días Internacionales

Día Nacional de la Nutrición

Día Nacional de la NutriciónConcienciar sobre la necesidad de mantener hábitos alimentarios saludables durante el embarazo y los beneficios que tienen para la mujer y su futuro hijo es el tema que centra la campaña de la XIV edición del Día Nacional de la Nutrición, promovida por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación  y Dietética (FESNAD) y que la Sociedad Española de Endocrinología, como integrante de FESNAD, y Nutrición (SEEN) apoya.

Durante la gestación, sobre todo a partir del segundo trimestre, y la lactancia aumentan de manera progresiva las necesidades nutricionales de la mujer. Por eso, la Dra. María Ballesteros, vocal de la Junta Directiva de la SEEN y miembro del comité Gestor del Área de Nutrición, recuerda que “la alimentación de las madres, desde incluso antes de la gestación, juega un papel fundamental para favorecer el mejor estado de salud materno-infantil”.

El hierro, el yodo, el ácido fólico y el calcio son los nutrientes que más deben cuidarse durante la gestación. A pesar de incluirlos en la dieta habitual, “requieren estar suplementados durante la gestación ya que la alimentación rica en ellos no llega a cubrir las necesidades que requiere el embarazo”, comenta la Dra. Ballesteros.

Una buena alimentación en este período ayudará a reducir las molestias más frecuentes del embarazo y el riesgo de enfermedades en la madre y en el bebé. Para ello, se aconseja: 

  • Planificar el embarazo con anterioridad y empezar una suplementación en ácido fólico y yodo al menos 2 meses antes y después de la concepción, siempre supervisada por un facultativo.
  • Comer en un ambiente tranquilo, usando formas de cocción sencillas que facilitan la digestión: vapor, plancha, salteado y hervido, condimentado con poca sal (preferentemente yodada) y utilizando aceites de oliva preferentemente.
  • Evitar toxiinfecciones alimentarias lavando bien las frutas y verduras antes de consumirlas, cocinando bien los alimentos de origen animal, no consumiendo leche no pasteurizada ni quesos frescos elaborados con leche cruda y evitando el consumo de pescado azul de gran tamaño por su contenido en mercurio.
  • Para evitar la anemia ferropénica, tan frecuente en la gestación, se debe seguir la pauta preventiva de suplementación con hierro, prescrita y supervisada por un facultativo, y favorecer en un buen aporte de hierro biodisponible en la dieta. Para ello, se debería incluir en las comidas principales carne o pescado y alimentos ricos en vitamina C (frutas cítricas, kiwi, pimiento, tomate…), que favorecen la absorción de hierro, y evitar la presencia continua de alimentos ricos en calcio (leche y derivados), té o café, porque inhiben su absorción.
  • Hacer ejercicio físico moderado, como el andar al aire libre (la luz del sol favorece la síntesis de vitamina D).
  • No fumar, ni tomar bebidas alcohólicas o excitantes.
Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...