En Portada

Premios NME 2017


¡Los ganadores de esta edición de los premios New Medical Economics son...!

más información

 

Mesa Redonda: El inalcanzable Baremo de Daños Sanitarios

 El inalcanzable Baremo de Daños Sanitarios

De izda. a dcha., Juan José Álvarez, francisco de la Gala, Mariano avilés, inés Galende, Javier alonso y José María Martínez. 

Todos estamos de acuerdo en que el baremo de daños sanitarios es una necesidad fundamental para determinar cuál debe ser la restitución del daño derivado de un acto sanitario concreto y responde a una demanda histórica del sector. La intención a día de hoy es que sea una medida que garantice la seguridad jurídica y establezca criterios de igualdad basados en aspectos técnicos y también científicos, a partir de unas escalas pensadas  para cada patología, y que recogerán una puntuación en función de la gravedad de las lesiones y sus posibles secuelas.

El nuevo (o primer) baremo sanitario español que llegará en breve, está basado en el existente desde hace 25 años, de indemnizaciones por accidentes de tráfico, e incorporará o modificará, un total de 111 secuelas a las 475 que tiene actualmente el original, nada menos que un 23,3 por ciento más, con probabilidad alta de que se aumenten más en poco tiempo. Y un dato interesante para los lectores no muy puestos en la materia es que, aproximadamente, el 70 por ciento de los errores indemnizables proceden de las especialidades de Obstetricia, Traumatología, Cirugía General, Cirugía Plástica, Oftalmología y Otorrinolaringología.

Como hemos dicho, hasta el momento, el baremo de daños para accidentes de tráfico es el que se ha venido empleando por abogados, peritos valoradores del daño corporal y por médicos forenses, aunque nunca ha terminado de ser la solución por su carácter no vinculante y porque muchas de las lesiones que suceden en los siniestros automovilísticos no se pueden comparar en el ámbito sanitario. Aunque podía resultar suficiente cuando se trata de lesiones traumáticas, no es extrapolable a otras complicaciones médicas en las que es difícil aplicar esa tabla para las consecuencias derivadas de un tratamiento.

Tras más de un año y medio de trabajo, y cuando ya parecía tener todas las bendiciones para ver la luz, el baremo de daños sanitarios ha encontrado un nuevo obstáculo en el Ministerio de Justicia.  Cuando parecía que el proyecto se aprobaría antes de que finalizase la legislatura, el departamento del actual ministro tiene paralizado el documento porque pretende plantear puntualizaciones, circunstancia que, con la reforma del Código Penal, ha quedado en un segundo plano, y está ralentizando los plazos.

Para debatir este tema, New Medical Economics organizó una mesa redonda en la que participaron Francisco de la Gala Sánchez, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Pontificia de Salamanca y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad  Española de Medicina y Seguridad del Trabajo (SEMST); Juan José Álvarez Sáenz, profesor del Departamento de Economía de la Salud del Instituto Carlos III y presidente de honor de la Sociedad Española de Valoración y Daño Corporal; Javier Alonso Santos, director de Centros Médicos Propios de MAPFRE; Inés Galende Domínguez, médico especialista en Farmacología Clínica, doctora en Farmacología y Máster en Bioética por la UCM, y jefa de Área de Bioética y Derecho Sanitario de la Dirección General de Atención al Paciente de la Consejería de Sanidad de Madrid, y Mariano Avilés Muñoz, director de Alianza 4 Asesores Legales y presidente de la Asociación Española de Derecho Farmacéutico (ASEDEF). Moderó el debate, del que aquí se ofrece un amplio resumen, José María Martínez García, director de la revista.

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿Por qué es tan necesario el baremo y sobre todo, por qué se ha tardado tanto en llegar a él?

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿Cree que han estado representadas todas las partes en las negociaciones llevadas a cabo?

Mariano Avilés: En el borrador que hay del Ministerio de Sanidad veo que hay participaciones determinadas, pero sin embargo, echo de menos la participación de la judicatura. También echo de menos la existencia juzgados especializados en el sector sanitario. Los jueces muchas veces se sienten vulnerables ante el simple hecho de que se les plantee un tema en el que el tema sanitario está por medio, con muchas cuestiones técnicas. Juzgados especializados en temas sanitarios y juzgados especializados en temas de daños. Si eso existiera, asistiríamos a una buena parte de la solución del problema, hablando siempre de daños sanitarios.

Javier Alonso: Estoy totalmente de acuerdo con Mariano en dos cosas. Me vais a permitir que haga alusión, a lo que más conozco, que es el baremo de tráfico, primero como autor inicial y después como copartícipe de las cuatro transformaciones que ha sufrido a lo largo de estos 25 años.

Tiene toda la razón en lo que decía respecto de que en este baremo se ha echado en falta la participación no sólo de jueces, sino de muchos más profesionales. Su opinión es importante, pero también la de los abogados. Evidentemente, también se echa de menos a todos los estamentos médicos que tienen algo que ver, como a las Institutos de Medicina Legal, las asociaciones de víctimas… Una condición que puso el Ministerio de Justicia para que fuera válida esta transformación es que se tenía que contar con el absoluto consenso de las asociaciones de víctimas.

La Dirección General de Seguros tuvo claro que la Reforma estuviera auspiciada por UNESPA (Unión Española de Entidades Aseguradoras), pero siempre consensuado con dichas asociaciones.

Juan José Álvarez: Yo quería puntualizar, primero respecto al resarcimiento económico que no se estipule como un precio sino como una indemnización. Y después, respecto a que faltan representaciones, creo que faltan muchas, que están suficientes pero aun así, faltan muchas. Os habéis referido a mutuas aseguradoras, pero también podrían estar las mutuas de accidentes de trabajo. No se han tenido en cuenta los médicos que más valoran en España, que es el  Equipo de Valoración de Incapacidades del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS). Si queremos ser un poco autonómicos, el CRAM (Centro de Reconocimientos de Medicina Evaluadora) de Cataluña, tampoco están representados. Las asociaciones de víctimas serían obligatorias. Y por último, las asociaciones de forenses, no sé si estaban en esas reuniones.

Juan José Álvarez

 “Sería deseable que hubiese un baremo único, porque no hay que olvidar que en tráfico son individuos sanos y en el de daños se parte de una patología preexistente. Al juez hay que facilitarle su tarea”

Juan José Álvarez

 

 

 

 

  

Javier Alonso: Sí, sí estaban representados. Ha habido 50 profesionales de la Medicina que han participado. Ha habido representantes de todas y cada una de las asociaciones que acabas de mencionar. Pero es verdad que quien ha dirigido el Comité, ha sido UNESPA representando a las compañías aseguradoras.

Francisco de la Gala: De lo que estoy totalmente convencido es de la falta de preparación que tienen muchos magistrados. No es posible que dependiendo de las circunstancias, una misma lesión, en personas distintas, se valore distinto en San Sebastián, en Madrid, en Almería… eso no es posible. Tiene que existir una formación sanitaria para magistrados y jueces, aunque considero que la existencia de juzgados específicos en temas sanitarios sería un paso fundamental para la unificación de conceptos La siguiente cuestión  que merece ser remarcada es que la incapacidad de los accidentes de trabajo no es un acto médico sino administrativo. El médico lo único que dictamina son las limitaciones funcionales.

Inés Galende: Aunque mi experiencia profesional se aleja bastante del tema de la baremación, sí he trabajado en la elaboración de numerosos proyectos normativos, y una de las cosas básicas que yo he aprendido es que para que una norma se cumpla, hay que contar con quien/quienes la tienen que aplicar/cumplir.

Por otra parte, los médicos sí tenemos claro la clasificación de las enfermedades, y también de las secuelas. Estamos acostumbrados a codificar las patologías (ICD-10, DSMV-IV, etcétera), pero ahora hay que decidir  la cantidad de la indemnización (no precio, como dice el Dr. Álvarez) que podría compensar una determinada secuela. Respecto a los daños morales, según la Ley 30/1992, del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, no son indemnizables.

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿Se tiene la percepción de que con este baremo propuesto el coste de las indemnizaciones será menor, mayor o igual? ¿Por qué?

Juan José Álvarez: Yo creo que serán homogéneas todas y será un trato análogo en situaciones semejantes a nivel sanitario, y que en el sitio que sea, con el juez que sea, y donde sea, reciba la misma indemnización uno que otro. Eso es un punto importante a favor de una herramienta que se llame baremo o lo llames como lo llames.

Mariano Avilés: Es evidente que los jueces tienen que decirlo, pero ellos no dicen más allá de lo que  dice la norma. Tienen que aplicar la norma, normas jurídicas. Pero si la norma no existe, no se puede hacer discrecional que cada juez interprete la norma como quiera. El problema está en cómo se llega a la norma. Tiene que haber un acuerdo de las fuerzas sociales, que de alguna forma tengan algo que decir sobre este tema. Y ese acuerdo, será algo consensuado. Y eso, puesto en manos de los jueces, se podrá interpretar. Lo que pasa es que los jueces tienen carencia de conocimientos de estos temas. Tenemos dos carencias importantes. Una, la carencia de la norma actualizada que regule y dos, el desconocimiento de los jueces.

Javier Alonso: La intención es que una vez se publique oficialmente, se desarrolle y se incluya en el baremo todo lo que sea necesario. Hay conceptos como el dolor, daño moral, melancolía, que se deben aplicar a personas con problemas físicos y falta de función y que se tienen que contemplar. Según el baremo de tráfico, este con concepto hay que indemnizarlo, de forma que este baremo ha añadido conceptos como pérdida de calidad de vida o como perjuicio moral por pérdida de calidad de vida de los familiares, y otros conceptos que contemplan la mayor parte de las situaciones que pueden producirse.

Francisco de la Gala: Ahora han cambiado los términos. Con ocasión del pasado accidente aéreo de los Alpes, escuché que se estaban barajando cifras por cada fallecido, pero ¿y el daño moral o las consecuencias familiares? No es igual un fallecido de 80 años que otro de 35.

Mariano Avilés: La culpa grave, evidentemente, es que ahí juega el tema de responsabilidad civil. La casuística es amplia. El problema es que las leyes son “de ayer”. Hablamos del año 60, de los baremos de circulación…Por ejemplo, el caso del accidente de avión de Germanwings pudiera ser un ejemplo, el copiloto que, parece que se ha suicidado, con las consecuencias que ha traído consigo, podrá ser un caso de valoración. Y todas las circunstancias que dan el resultado de muerte de muchas personas, ¿cómo se valora a la hora de indemnizar?

Francisco de la Gala.: Por eso el daño moral varía dependiendo de las personas.

Inés Galende: Una cosa es el daño y otra cosa es el riesgo. El daño es el objetivo, el riesgo es más una probabilidad. Las secuelas deben ser objetivas u objetivables. Estamos en una sociedad donde los recursos son limitados, por lo que la baremación de daños sanitarios es un tema de justicia distributiva: - aunque nos gustaría compensar a todos por los posibles daños (previsibles)- no tenemos recursos suficientes. Es necesario priorizar en qué se invierten, y en qué –hasta dónde- podemos permitirnos indemnizar.

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿Qué va a suponer este baremo para la medicina defensiva?

Francisco de la Gala: Tal y como están las circunstancias, al médico asistencial, el baremo le va a importar poco. ¿Cómo se valora al facultativo asistencial que ha hecho lo mejor posible su trabajo? Realmente, la medicina defensiva es el resultado de las demandas. A día de hoy en las consultas un numeroso número de pacientes ya sabe, o cree saber, que prueba diagnóstica hay que hacerles y de no ser así, denuncia por mal praxis.

Mariano Avilés: La demanda social marca mucho la pauta. Tenemos un componente importante que es la información. El paciente cada día está más, pero peor informado precisamente por el exceso de información contradictoria.

Javier Alonso: Un enemigo de los médicos es Internet. Existe el peligro de que el paciente se pueda llegar a autodiagnosticar y autorecetar sin conocimientos suficientes.

Francisco de la Gala: El problema de los costes sanitarios es la demanda que se tiene y los problemas que genera.

Juan José Álvarez: El caso de la medicina defensiva hay que ligarlo con el del consentimiento informado. Nadie se lo lee porque es muy amplio.

Inés Galende“Para  que una norma se cumpla, hay que contar con quien/quienes la tienen que aplicar/cumplir, desde el primer borrador”

Inés Galende

 

 

 

 

 

 

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿Cuál es la relación existente a efectos de utilidad posterior entre el consentimiento informado y el baremo de daños sanitarios?

Inés Galende: La teoría del consentimiento informado es la aplicación práctica del principio básico de la bioética de “respeto por las personas” o principio de autonomía” (Informe Belmont, 1978). Es la persona quien debe decidir lo que es bueno para sí misma. No siempre es cierto que lo mejor para mí es lo mejor para otro (a menudo es falso). Lo que es exigible es proporcionar la información necesaria y suficiente para que un paciente pueda ejercer ese derecho. En nuestra sociedad, aún existe mucho paternalismo en la práctica asistencial, y el consentimiento informado no se corresponde con la teoría, de hecho habitualmente se confunde con la firma de un papel que contiene más o menos información, según los casos. Pero también se produce el extremo opuesto, la denominada “medicina defensiva”: informar de todo (algunos lo llaman infoxicación), para protegerse de las consecuencias de las actuaciones médicas.

Francisco de la Gala: A mí lo que me gustaría es que se tuviese en cuenta la tarea administrativa que tiene que hacer un médico asistencial, cuánto tiempo tarda en ver un paciente y cuánto tiempo tarda  en realizar tareas administrativas. Realmente tú no sabes lo desesperante que es tener que  estar haciendo tareas administrativas mientras los pacientes esperan entrar a la consulta. Tú, como especialista tienes que darle el consentimiento que te afecta a tí, no te lo puede dar la enfermera. Hay pacientes que lo firman y  lo devuelven, pero hay otros que se lo leen como deberían hacer todos aunque sea un motivo de retraso en la consulta 

Juan José Álvarez: El valor del consentimiento informado tal como se hace actualmente es poco o nada. El consentimiento informado debe cumplir su cometido de informar bien y que sea entendible. A partir de ahí es útil y necesario.

Francisco de la Gala

“El daño moral varía dependiendo de las personas”

Francisco de la Gala

 

 

 

 

 

 

 

Mariano Avilés: El valor del consentimiento informado decae desde el mismo momento que es un documento estándar incluso para algunos pacientes ilegible. El consentimiento informado nació con vocación de contrato, y no es fácil el hacer los contratos en temas de salud (que utilizan normalmente términos técnicos) y pretender que los ciudadanos tengamos noción realmente de lo que supone el firmar aquello. El consentimiento informado, que nació con el buen fin de hacer partícipe al paciente de las decisiones que afectan a su salud, hoy en día no alcanza la función para la que fue creado. Lo firma todo el mundo, lo que equivale a la exoneración de responsabilidad en muchos casos.

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿Llegará a haber un único baremo de daños que complemente éste y el de accidentes de tráfico?

Juan José Álvarez: En tráfico normalmente son individuos sanos que se los lleva un coche, y en daño sanitario son individuos enfermos que van al hospital a tratarse una enfermedad, no se puede valorar igual. Si yo estoy sano, me da una ventolera y me pasa algo, no es lo mismo que si yo estoy enfermo. Tiene que haber un poco de congruencia por ambas  partes. Sería deseable que lo hubiera, no olvidemos que en tráfico son individuos sanos y aquí partimos de una patología preexistente.

Inés Galende: Habrá enfermedades en las que una secuela por mala praxis tendrá connotaciones diferentes según el estado patológico previo, pero habrá otras que la condición previa (sano o enfermo/grado o evolución de la enfermedad) no influya, o tenga una influencia limitada.

Javier Alonso: Los baremos los manejan los jueces, pero son los médicos los que tienen que darle pistas suficientes al Juez para que éstos tengan toda la información que les permita utilizarlo de la mejor forma posible.

Juan José Álvarez: El baremo de tráfico está exhaustivamente estudiado, repasado y corregido. Aquí no se trata de hacer un baremo nuevo, sino  aprovechar lo que hay de tráfico y complementarlo. Como es obvio, es inviable llamar a todas las asociaciones y a todos los médicos que puedan aportar algo. Lo que yo propondría es que sea un baremo ABIERTO por Ley, es decir, que la Ley obligue a que sea revisable periódicamente. Y que en esas revisiones las sociedades científicas digan exactamente las nuevas patologías que surgen y que se aporte el por qué tendría que estar incluida en el baremo. Así sí que sería una forma de que las Sociedades Científicas tengan un motivo de trabajar sin que se le llame puntualmente a una comisión.

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿Se agilizarán los trámites judiciales para indemnizaciones? ¿Descenderá el número de litigios? ¿Aumentará la mediación?

Mariano Avilés: Yo creo que el número de litigios, lejos de descender, va a aumentar. Todo lo que se sea llegar a acuerdos extrajudiciales siempre es bueno, en cualquier situación de la vida. Primero porque es más ágil, segundo porque no tiene tanta publicidad que pudiera perjudicar a las partes, y tercero porque es más barato. Hasta ahora la figura del arbitraje era una figura establecida legalmente, pero en este país no tenemos una tradición de arbitraje clara. La mediación es una figura relativamente moderna, la ley de mediación es de hace 2 años más o menos, y desde mi punto de vista tiene una ventaja sobre el arbitraje, y es que si una de las partes incumple el acuerdo al que se llega con el mediador, el acuerdo incumplido se tomará como una sentencia judicial incumplida, por lo que la parte perjudicada con el incumplimiento puede solicitar su ejecución ante el Juzgado. ASEDEF vio la oportunidad de constituirse como ente de mediación porque entendemos que todo aquello que se sustancie por la vía de la mediación es interesante.

Javier Alonso: Con respecto a la litigiosidad no sé lo que va a ocurrir, pero os puedo comentar lo que pasó con el baremo de tráfico. En el año 90, antes de que se publicara el Baremo en la Orden Ministerial, el porcentaje de litigiosidad era mucho mayor que ahora. En este momento podemos decir que las transacciones amistosas se consiguen en más del 90 por ciento de los casos.

Francisco de la Gala: Cuando el usuario presente una  demanda va a tener la facilidad de la existencia  de  un baremo que se la va  a aplicar, condicionando una mayor rapidez en la resolución del juicio, no solamente creo que no van a disminuir las demandas sino que se van a aumentar. Sin embargo, se deberían subir los baremos para las lesiones permanentes  no invalidantes.

NEW MEDICAL ECONOMICS: ¿El marco jurídico no es diferente siendo público o privado? Según una referencia que aparece en el informe, la utilidad del baremo sería general, tanto para el sector público como para el privado, aunque esta herramienta puede tener significados específicos en función del marco jurídico en el que opera unos y otros centros.

Francisco de la Gala: En la medicina pública te encuentras condicionadas con relación a Centros Sanitarios y profesionales. En la medicina privada eliges con libertad los Centros y los profesionales.

Mariano Avilés: Con independencia de que haya mejor o peor regulación, lo que sí está claro es el trasfondo que hay, y es que al final todo se traduce en indemnizaciones, cantidades de dinero, a veces de un calibre tan importante que puede afectar directamente a la línea de explotación de una compañía aseguradora; esas cuestiones hay que valorarlas en su justo término esto es la importancia que tienen  los expedientes de responsabilidad y cómo se tienen que sustanciar de forma coherente y con la máxima equidad jurídica. Estamos hablando de temas con un trasfondo de una importancia que trasciende a lo meramente económico para tocar temas de dramas personales. Las compañías, en un momento determinado, se pueden ver afectadas porque las reclamaciones de daños y de responsabilidad, desde mi punto de vista, van a crecer.

Javier Alonso

“Internet puede llegar a ser un gran enemigo del médico si el paciente pretende autodiagnosticarse y autoprescribirse sin conocimientos suficientes”

Javier Alonso

 

 

 

 

 

Mariano Avilés

“En el borrador del Baremo de Daños Sanitarios echo de menos la participación de la judicatura”

Mariano Avilés

 

 

 

 

 

 

Inés Galende: Sería más apropiado resarcir, no pagar todo lo que ha costado. Es muy importante, primero consensuar unos criterios, y –a ser posible- que valgan para el presente, pasado y futuro, para que no haya discriminaciones en el tiempo. En este caso hablamos de equidad en la aplicación de los mismos. Volvemos al tema de la justicia (distributiva).

Javier Alonso: Es lo bueno que tiene esta herramienta, que permite valorar libremente, aunque dentro de unos márgenes. Nos permite igualar a las personas con las mismas secuelas, sin diferencias en función del lugar donde se hayan producido.

El Baremo Europeo no se ha instaurado de forma global porque la cantidad de interpretaciones que se derivan del mismo no permiten que sea adaptable a todos los países. Actualmente el baremo de España es más preciso y da menos lugar a interpretaciones. Este Baremo Europeo sólo lo utilizan los funcionarios de las instituciones europeas.

Francisco de la Gala: El baremo introduce muchos temas y complementa bastante el baremo de tráfico, pero como señalamos al principio considero decisivo una formación adecuada de jueces y magistrados y la existencia de juzgados específicos en temas sanitarios.

 

 
 
Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

próximos eventos

New Medical Economics se adhiere al Manifiesto de apoyo ciudadano a la candidatura de Barcelona para la Agencia Europea de Medicamentos (EMA)

 #BCN4EMA

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...