Artículos de interés

Herramientas de soporte en la toma de decisiones clínicas, la clave del futuro en la gestión sanitaria y en el cuidado al paciente

Actualmente existe un volumen elevado de conocimiento médico, no siempre actualizado, y una falta de estandarización de procesos por lo que a necesidad de un diálogo continuado entre los diferentes agentes de los sistemas de salud se torna imprescindible

gestión sanitariaContinuando con la línea de diálogos de Elsevier, comenzada en 2015, Clinical Solutions organizó el pasado viernes la sesión interactiva "Sistemas de Soporte a Decisiones Clínicas: un diálogo ente Medicina, Tecnología, Procesos y Gestión", en la que se trataron diferentes retos presentes y futuros del ámbito sanitario. La necesidad de diálogo entre los diferentes actores, el cambio de mentalidad que lleve a considerar la salud como una inversión, la reducción de la variabilidad y la dificultad de superar diversas barreras legales, culturales y organizativas fueron algunos de los temas de debate.

El doctor Peter Edelstein, Chief Medical Officer de Elsevier Clinical Solutions, recordó que, en los años 50, se dobló el conocimiento total en medicina en siete años; cifra que se redujo a cinco en los 80, y a 3,5 en la década pasada. "Los cálculos son que, en 2020, apenas se necesitarán 73 días. Todo ese conocimiento, deberá vehiculizarse de manera que se haga disponible en forma de información puntual, actualizada, creíble y basada en la evidencia. Todo ello sin olvidar que la tecnología es el vehículo, pero la clave es la información y el conocimiento", advirtió.

Una herramienta fundamental en este ámbito son los "Sistemas de Soporte a Decisiones Clínicas" (CDSS en sus siglas en inglés). Gracias a ellos, los profesionales sanitarios tienen acceso a la última evidencia clínica, aplican procesos estandarizados y pueden realizar un cuidado interdisciplinar, lo que les ayuda a reducir la variabilidad de la práctica clínica y a proporcionar un cuidado de calidad al paciente. La institución ve también reducido el coste sanitario, se alinea con los estándares de calidad internacionales y refuerza sus servicios gracias a mejores resultados.

El doctor Michael von Wagner, responsable del servicio de manejo centralizado del paciente en el Hospital Universitario de Frankfurt, hizo un detallado análisis sobre cómo este centro sanitario se ha convertido en un hospital sin papeles y en un referente en Historia Clínica Electrónica.

En su opinión, quedan preguntas claves por responder, como los cambios en la práctica clínica y las responsabilidades que surgirán de la transformación digital. Además, recalcó que son fundamentales estándares para la digitalización y plataformas abiertas para el intercambio de datos y que se garantice la confidencialidad.

Por su parte, la Consellera de Salut de les Illes Balears, Patricia Gómez i Picard, indicó la necesidad "de estar preparados para el cambio en el modelo de salud" y el papel capital que juega en este escenario la medicina basada en la evidencia. Para la Consellera, la promoción de la salud y la atención a la cronicidad en un marco de sostenibilidad son algunos de los retos que deben afrontarse. También manifestó la necesidad de tener, no sólo una medicina basada en la evidencia, sino una gestión basada en la evidencia.

En el marco de las necesidades de los ciudadanos: "Creo que es prioritario que la innovación se aplique en las personas que no estén enfermas, empezando por los jóvenes. Y aplicaciones inteligentes que nos ayuden a tomar decisiones sobre nuestro bienestar y nuestra salud. Cuanto más dediquemos a la cronicidad, la Atención Primaria y la prevención, más sanos estaremos", opinó.

Más seguridad para los pacientes

Por último, John Rayner, Director para Europa y Latinoamérica de HIMSS Analytics, desgranó la escala de siete niveles EMRAM, un modelo de adopción de Historia Clínica Electrónica que permite que una organización sanitaria esté guiada por los procesos y datos, consiguiendo la transformación, reduciendo los errores y proporcionando más seguridad al paciente.

En el diálogo posterior entre ponentes y público presente, compuesto de líderes de diferentes campos de la medicina, la gestión, enfermería, consultoría y proveedores tecnológicos, se puso de manifiesto que la sanidad está viviendo un cambio de paradigma, en el que el conocimiento es clave. Este cambio es fundamental en las estructuras de la sanidad pública y privada, en los pacientes y sus familias, en los profesionales, en la metodología, en los gestores y en los Organismos reguladores de calidad. Para ello, es imprescindible que todos los agentes hablen un mismo lenguaje.

Gómez i Picard añadió que, pese a que se miden muchos indicadores, "no se miden resultados. Ni se evalúan ni se comparan". "La salud es una inversión y no es un coste asociado al déficit, es importante que se defienda este aspecto. La gestión del cambio y la innovación son inherentes a la vida. Debemos ser capaces de dar valor y poner en valor lo que hacemos para poner al paciente en el centro", destacó. Peter Edelstein incidió en este punto, recalcando que "medir es la base, ya que permite proporcionar una mejor salud por menos dinero".

Superar barreras muy diferentes

Las barreras que se citaron son muy heterogéneas: desde las legales –con unas legislaciones antiguas y estrictas– a las culturales, organizativas y económicas. Otro aspecto que no debe olvidarse es que el abordaje del paciente no se acaba de extrapolar al sistema y 'pertenece' a uno u otro servicio hospitalario.

Para Michael von Wagner, el uso de plataformas únicas y dispositivos móviles permiten dedicar más tiempo al paciente y mejorar la calidad del flujo de trabajo. "Será muy importante el Big Data junto con datos estructurados para sacar más valor a la información. Y debemos diseñar nosotros el cambio, o seremos diseñados por él", recalcó.

El encuentro finalizó con una llamada al diálogo continuo entre los diferentes actores porque, como recordó John Rayner, "la salud es un deporte de equipo, no un deporte individual". La Consellera concluyó resaltando que hay que ser optimista ante el futuro y que "hay excelentes profesionales que nos ayudan a tomar decisiones. Necesitamos escuchar y aunar esfuerzos".

Estas conclusiones, reflexiones y análisis darán pie al nuevo diálogo que Clinical Solutions organizará en los próximos meses, y en el que se seguirá promoviendo y apoyando la interacción y la conversación de todos los actores del cambio sanitario.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...