Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

El Small Data, complemento perfecto para la individualización de los tratamientos

El Foro Técnico: "La aportación del Small Data al Big Data Sanitario" en el marco del XLVI Congreso Nacional de la Sociedad
Española de Nefrología (SEN) ha analizado las posibilidades que estas tecnologías ofrecen en la investigación, la evaluación y la mejora de la atención a pacientes, en la predicción de enfermedades y en el desarrollo de fármacos

big dataLa posibilidad de analizar los datos que se generan en los propios centros (Small Data), a través del registro de las historias clínicas y de otras informaciones relacionadas con los pacientes, facilita el camino hacia una medicina más personalizada. Así lo han manifestado los expertos que han participado en el Foro Técnico 'La aportación del Small Data al Big Data Sanitario', celebrado en el XLVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), y que ha contado con la colaboración de Fresenius Medical Care. Un encuentro en el que se ha debatido en profundidad y desde diferentes perspectivas sobre la aportación del análisis masivo de datos en el ámbito sanitario.

En este sentido, el doctor Julio Mayol, director médico del Hospital Universitario Clínico San Carlos, explicó que "el Small Data, entendido como pequeñas cantidades de datos que sirven para analizar y tomar decisiones sobre la práctica clínica que se realiza en los propios centros, resulta clave como aportación real al desarrollo del Big Data. En el futuro, el análisis de grandes cantidades de datos facilitará el desarrollo de herramientas que ayuden en la toma de decisiones médicas, tanto en beneficio del paciente y del profesional como para el sistema sanitario".

Todos los participantes insistieron en que el potencial del uso de estas nuevas herramientas es muy alto, pero que aún es preciso propiciar un cambio organizativo para que su impacto sea realmente significativo. Para Manuel Escudero, de la Subdirección General de Tecnologías de la Información del Servicio Murciano de Salud, "tras más de una década recogiendo datos registrados adecuadamente en sistemas de información normalizados y conectados, se puede pensar en aplicar tecnologías Big Data, ya que tenemos cantidades ingentes de información y herramientas para procesar de forma rápida. Sin embargo, habrá que tener en cuenta hacia dónde se quieren dirigir nuestros esfuerzos, qué nos interesa solucionar y mejorar; y, sobre todo, saber romper la brecha entre lo descubierto con esta tecnología y su aplicación en la organización".

Escudero también destacó la importancia del Small Data, teniendo en cuenta que facilita que el análisis de datos se enriquezca con las aportaciones del usuario. "Es algo que tiene mucho sentido y que ya se está haciendo en el ámbito sanitario: escuchamos a nuestros pacientes. De ahí que sea fundamental crear una estrategia para organizar auténticos grupos de análisis que puedan detectar nuevas oportunidades de mejora tras las aportaciones de nuestros pacientes y usuarios", comentó.

La visión del nefrólogo


El foro aportó la visión del nefrólogo y la aplicación de estas tecnologías al ámbito de la Nefrología. "La nefrología es una fuente importante de datos", señaló el doctor Joan Buades, jefe del Servicio de Nefrología del Hospital Son Llatzer de Palma de Mallorca. "Si algún día el Big Data es una realidad, será gracias a los datos de nuestras historias clínicas electrónicas. Realmente, en este momento, lo que estamos haciendo es estructurar la información. Hoy en día, de los millones de datos que generamos aprovechamos menos del 20 por ciento, ya que solo podemos manejar una serie de datos limitada".

El doctor Buades subrayó que la disponibilidad en un futuro de herramientas más potentes, permitirá aprovechar toda la información que se genera, "incluso, asociarla con otras fuentes de datos externas a nuestras historias clínicas electrónicas: desde datos de dispositivos domiciliarios, de los smartphones, de los dispositivos de salud, etcétera. Todo esto aumentará nuestra capacidad de conocer mejor al paciente, de tener información de millones de pacientes que permitan personalizar la medicina, hasta el punto de que puedas elegir el tratamiento más adecuado".

Lo que es una realidad es que en los próximos años la medicina va a ser distinta. "Habrá un momento en el que se observen muchas diferencias entre un centro y otro. Hasta ahora, habíamos democratizado la medicina porque todos teníamos las mismas guías de práctica clínica. Actualmente, el que disponga de ciertas herramientas podrá hacer una medicina mucho mejor que el que no las tenga. El Small Data es necesario y es complementario al Big Data. Lo interesante es la combinación de ambos, pero siempre será necesario que alguien interprete esos datos y éste será nuestro papel", añadió el nefrólogo.

Aportación a la investigación: nuevas variables


También se contó con el Dr. Mariano Rodríguez, catedrático de Nefrología del Hospital Reina Sofía de Córdoba, que habló de la aportación de estas nuevas herramientas al ámbito de los estudios clínicos. "En medicina", afirmó, "siempre hay variables o factores que se nos escapan. La disponibilidad de estos sistemas de análisis puede revelar y dar valor a ciertas variables que no sospechábamos que estaban ligadas a un beneficio o a un resultado negativo".

El profesor Rodríguez hizo hincapié en que no se trata de un sistema preconcebido básico de analizar las cosas, "sino que espontáneamente los datos revelan cuáles son las asociaciones de distintos factores de un paciente y esto ayuda a tomar decisiones". Esta forma de adquirir datos no había sido posible hasta ahora, gracias a estos nuevos sistemas de análisis que permiten recopilar y analizar cantidades ingentes de información.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...