Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

Los trastornos de conducta en los adolescentes aumentan en los últimos cinco años

Una joven mira el móvil y niega atender a su madre.Un estudio del Hospital Sant Joan de Déu y Laboratorios Ordesa afirma que la crisis económica y los cambios sociales de los últimos años han tenido impacto en el incremento de adolescentes con problemas de comportamiento.

La edad adolescente, época ya de por sí complicada por cambios personales, corporales y psicológicos, también se ha visto afectada por la crisis económica que ha experimentado nuestro país en los últimos años.

Así lo demuestra un informe editado por el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona en colaboración con Laboratorios Ordesa, que se ha elaborado a través de los datos recogidos en una encuesta realizada entre más de 1.300 padres, madres, profesores, pediatras y profesionales de la salud mental de todo el territorio español.

En dicho informe, la gran mayoría de los profesionales encuestados afirma haber detectado un aumento en las demandas por problemas de conducta (96 por ciento de pediatras), convirtiéndose en la principal causa de de consulta sobre salud mental, según afirman psicólogos y psiquiatras. Un 60 por ciento de los padres preguntados para este informe afirmaron que sus hijos manifestaban algún trastorno de comportamiento, en la mayoría de los casos (22 por ciento) se trataba de problemas de aprendizaje.

Asimismo, el auge de valores como el individualismo, la necesidad de recompensa inmediata o la poca tolerancia al malestar, junto a la ya mencionada crisis, han supuesto un aumento considerable de los trastornos de comportamiento que afectan al entorno del menor.

Detección

Los expertos estiman que uno de cada cinco niños tendrá a lo largo de su infancia o adolescencia algún trastorno de conducta, siendo más probable en chicos que en chicas y cuya mayor prevalencia se establece entre los 13 y los 16 años. Entre los síntomas personales que pueden hacer visible el trastorno se encuentran las conductas agresivas, el abuso de sustancias, la impulsividad, la baja capacidad de atención o la pérdida de valor a la autoridad. En cuanto a las situaciones familiares, se caracterizan por un control parental inadecuado, bajo nivel socio-económico, falta de comunicación y conocimiento de los conflictos de los hijos y falta de tiempo para estar con los hijos.

Atacar el problema

La mayoría de los grupos participantes en este estudio reclamaron un aumento de los recursos escolares y sociales, mejorar la coordinación entre los diferentes profesionales implicados y proporcionar más formación sobre los problemas de conducta y los recursos o estrategias existentes para su abordaje. Los pediatras son considerados los profesional de referencia para atacar el problema, sin embargo, éstos consideran que desde los recursos escolares y los servicios sociales se realiza un trabajo insuficiente. 

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...