Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

Usar en exceso las pantallas táctiles puede provocar lesiones

Solemos trabajar con una o varias pantallas.Emplear demasiado tiempo en interactuar con el móvil u otro tipo de dispositivos puede provocar lesiones en el dedo pulgar y la muñeca, además de aumentar los dolores cervicales.

Usar en exceso el móvil puede acarrear problemas de salud. Aunque suene descabellado, la prestigiosa revista Lancet ya describió en 2014 el primer caso de una nueva enfermedad, la WhatsAppitis, una afección derivada del sobreuso de la articulación del pulgar y los tendones del mismo por culpa del uso prolongado del teléfono móvil.

Los españoles empleamos dos horas y dos minutos de media al día para mirar o interactuar con nuestro móvil. Concretamente, la mujer que sufrió esta patología pasó alrededor de seis horas enviando mensajes por WhatsApp para responder a las felicitaciones navideñas, tras lo cual empezó a sentir dolor en el dedo pulgar. No es algo habitual, aunque el uso del teléfono móvil, sobre todo por parte de los más jóvenes, sí puede causar este tipo de enfermedad. Asimismo, el problema puede extenderse a la muñeca, causar dolores cervicales e incluso provocar lesiones nerviosas del túnel carpiano.

Fernando Ramos, coordinador del Servicio de Fisioterapia del Hospital Quirónsalud A Coruña, explica que “es el primer dedo el que con mayor frecuencia se lesiona por ser el que empleamos para la redacción de los mensajes, ya que exige un gesto de ‘pinza del pulgar’. En las primeras fases, el dolor aparece de forma ocasional, pero en etapas más avanzadas se convierte en constante, afectando a la actividad laboral y a la vida diaria. En ocasiones, además, viene acompañado por cambios degenerativos en la articulación del pulgar o la muñeca.

Síntomas

Hay que prestar atención a los primeros indicios: dolor en la base del pulgar y pérdida de movilidad o rigidez en los dedos con o sin pérdida de fuerza. En estados más avanzados se produce dificultad para la ejecución de actividades como sostener objetos o escribir. En ocasiones, puede aparecer deformidad de los dedos.

Causas

Ramos aclara que “las nuevas tecnologías generan una elevada carga física, ya que su uso implica el mantenimiento de posturas estáticas, forzadas o repetitivas, lo que incrementa la tensión sobre la región alta de la espalda y la columna cervical y origina dolor cervical y dorsal. Cuando empleamos un dispositivo móvil o cuando nos sentamos frente al ordenador, la cabeza deja de estar alineada con la espalda, lo que produce una tensión sobre la región del cuello, la columna dorsal y los hombros.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...