Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

Los partidos coinciden en la colaboración público-privada para solucionar el deterioro tecnológico del Sermas

Portavoces de sanidad de los partidos políticos.Los partidos políticos representados en la Asamblea de Madrid (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) han coincidido en la necesidad de estrechar la colaboración del Sistema de Salud con la iniciativa privada para resolver el problema de obsolescencia tecnológica que ya están enfrentando los centros sanitarios del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

Así lo han puesto de manifiesto los portavoces en materia de Sanidad de las distintas formaciones, Jacobo Beltrán Pereira (PP), José Manuel Freire (PSOE), Mónica García Gómez (Podemos) y Daniel Álvarez Cabo (Ciudadanos), en el transcurso de la Mesa de Debate ‘El futuro del modelo sanitario de la Comunidad de Madrid’ organizada por el Círculo de la Sanidad.

El deterioro del equipamiento tecnológico de los hospitales madrileños ha sido uno de los principales problemas señalados por los portavoces, que han coincidido en identificar la colaboración público-privada como solución a esta situación. “En la Comunidad de Madrid tenemos hospitales punteros que se caen a cachos”, ha denunciado la portavoz de Podemos, Mónica García, que ha negado que su formación esté en contra de la colaboración público-privada y ha subrayado que ésta, por el contrario, es fundamental para muchas cosas como aportar “tecnología allí donde la parte pública no llega”.

Para el portavoz socialista, José Manuel Freire, “con el nivel de inversión previsto en los presupuestos la obsolescencia de los equipamientos tecnológicos de la Comunidad de Madrid está asegurada”, por lo que ha anunciado que su formación enmendará los presupuestos para incrementar en más de 90 millones la inversión en este campo para, entre otras cosas, adquirir nuevos equipamientos tecnológicos. Por su parte, el portavoz del PP, Jacobo Beltrán, ha recordado que la dotación de la partida destinada a este asunto se ha incrementado en un 2,5 por ciento de cara a 2016.

El portavoz de Ciudadanos, Daniel Álvarez Cabo, ha resaltado que muchos hospitales han puesto solución a este problema buscando socios tecnológicos en el ámbito privado. “Estos esquemas permiten a los hospitales actualizar su dotación tecnológica y ofrecen a las empresas un gran escaparate para presentar sus innovaciones tecnológicas”, ha opinado.

Perder el miedo a la colaboración público-privada

En este punto, el presidente del Círculo de la Sanidad, Ángel Puente, ha instado a los políticos a perder el miedo a colaborar con la iniciativa privada. “Que a nadie le dé miedo la colaboración público-privada. Las empresas quieren ganar dinero, por supuesto, porque si no lo hacen no serían sostenibles, ni podrían generar empleo, pero eso no significa que no podamos contribuir muchísimo a la mejora de la calidad del sistema sanitario y a su sostenibilidad”.

José Manuel Freire, del PSOE, ha justificado las dudas frente a las fórmulas de colaboración privada en el sistema de salud por la excepcionalidad del modelo sanitario español, “un país con una sanidad pública dual en que 2,4 millones de personas tienen un modelo de aseguramiento semiprivado injusto, injustificable e inequitativo”, y por la “irregularidad” del modelo concesional de Madrid “desde todos los puntos de vista”.

“El debate de pública o privada viene cuando se mezclan intereses, no por la asistencia”, ha subrayado Mónica García. “Con lo que no podemos estar a favor es que los intereses legítimos en obtener un beneficio que tienen las empresas privadas deriven en introducir el factor del lucro en la asistencia sanitaria pública”.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, del PP con el apoyo de Ciudadanos, se ha comprometido recientemente a no avanzar más en la externalización de servicios. Según el portavoz de Ciudadanos, Daniel Álvarez Cabo, tras esta decisión no hay ninguna animadversión hacia el sector privado sino un interés en enviar un mensaje de tranquilidad a ciudadanos y profesionales. “Nuestra idea es que la contribución de la empresa privada al sistema de salud sea complementaria, allí donde no llegue la acción pública que se recurra al apoyo de la iniciativa privada”, ha explicado.

En relación a este debate, el portavoz popular, Jacobo Beltrán, ha asegurado que “no tenemos que olvidar que aunque la gestión pueda estar realizándola una firma privada la titularidad es pública, los pacientes son atendidos con su tarjeta sanitaria, nadie les cobra nada por esa atención y están sometidos al control y la supervisión de la Administración”.

Más transparencia, cooperación y participación

A la hora de identificar las debilidades del sistema sanitario madrileño, los participantes en el debate organizado por el Círculo de la Sanidad coincidieron en señalar la falta de información sobre los resultados y los recursos del sistema sanitario madrileño y la escasa transparencia en su funcionamiento como algunas de las lagunas más evidentes. También mencionaron la falta de fiabilidad y transparencia de los Presupuestos como uno de los principales obstáculos a la hora de hacer política sanitaria.

Para cerrar el debate y modo de conclusiones, Ángel Puente ha instado a los partidos a aprovechar la colaboración público privada para modernizar la dotación tecnológica del sistema madrileño de salud y a contar más con los profesionales para gestionar el sistema y adoptar decisiones sobre el mismo. “Al final, como ciudadanos, lo único que queremos es que saquéis el máximo partido a cada euro que se gestione desde el ámbito público”, ha concluido.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...