Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

El Valor de la opinión personal

La opinión de nuestro Consejo EditorialMás que necesario, contar con los profesionales es imprescindible...o debería serlo, porque aunque parezca extraño no siempre es así.

Las sociedades científicas deberían participar en  cualquier proceso que atañe a los profesionales a  los que representan. Para los médicos de familia, el papel de las tres sociedades fue crucial para encauzar un proceso de homogeneización del colectivo (ECOE) que se había enquistado y que prácticamente ha concluido, un hito que podríamos calificar de histórico por desarrollo y trascendencia, y ello debe servir de ejemplo para otros temas, como la recertificación o la gestión clínica, por poner dos ejemplos, o incluso para garantizar la atención sanitaria a cualquier persona independientemente de su situación administrativa, por citar uno más social.

La recertificación profesional, que en estos días ha  cobrado un nuevo impulso con el acuerdo de la Organización Médica Colegial (OMC) y las tres sociedades de familia, es una herramienta necesaria, tanto para el sistema como para los propios facultativos, con las premisas de la voluntariedad y del impacto en su desarrollo profesional y científico y con el objetivo de garantizar la calidad del Sistema Nacional de Salud, asegurando para ello la competencia de sus profesionales.  

La participación en el desarrollo de la gestión clínica, sin duda es uno de los temas candentes en el último año, representa el gran desafío al que se enfrenta el sistema y sus profesionales, y que debe suponer una trasferencia real de gestión al profesional, para conseguir una administración más adecuada de los recursos que implique un cambio en la organización.

Una gestión más adecuada de los recursos que en ningún caso debería servir de excusa para volver a conceptos pretéritos como el de “asegurado”, ni para poner trabas a la asistencia sanitaria de cualquier persona que lo necesite, por su bien y por el de todos, por principios, sean los de la salud pública o los de la ética.

En definitiva, a los profesionales les gustaría que se tuviera en cuenta su opinión, sin tener que convertirla siempre en reivindicación.

Benjamín Abarca Buján es presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...