Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

Sólo 4 de cada 10 trabajadores bebe más de un litro de líquido durante la jornada laboral

La gente no se hidrata lo suficiente en el trabajo.Una inadecuada hidratación puede causar dolor de cabeza, cansancio y pérdida de concentración, disminuir el bienestar y efectividad en el trabajo aumentando el riesgo de errores y accidentes

Según el estudio  “Hábitos de hidratación en el trabajo” llevado a cabo por el European Hydration Institute (EHI), fundación que promueve la hidratación humana e investiga sus efectos para la salud, el bienestar y el rendimiento físico y cognitivo, muestra que sólo 4 de cada  10 trabajadores bebe más de un litro de  líquido durante la jornada laboral.

El estudio, desarrollado a través de una encuesta realizada entre la población general española que trabaja en la actualidad o ha trabajado, se ha llevado a cabo con el objetivo de conocer más sobre sus hábitos diarios de hidratación. Los resultados son sorprendentes y ponen los hábitos de hidratación del trabajador en estado de alerta: mientras que el 88 por ciento de los trabajadores conoce los efectos que la deshidratación puede causarles (fatiga, dolor de cabeza o problemas de concentración), únicamente 3 de cada 10 reciben información sobre la importancia de beber líquido para mantenerse hidratados en el trabajo. Un 95 por ciento de los trabajadores afirma que bebe algo durante el día. El EHI destaca la importancia de mantener hábitos de hidratación en el trabajo para sentirse menos cansado, aumentar la capacidad  para concentrarse y disminuir el dolor de cabeza.

Es clave hacer descansos, en el trabajo  y en casa, que favorezcan la ingesta de líquidos y el aporte de energía, por ejemplo en un trabajo de intensidad física media y ambiente poco caluroso, el equivalente a ocho/diez vasos de líquido cada día es una buena referencia para un consumo saludable. En opinión del profesor Lluis Serra-Majem, miembro del Comité Científico Asesor del European Hydration Institute y profesor de medicina preventiva y salud pública dela Universidad de las Palmas de Gran Canaria: “Hay gente que erróneamente bebe uno o más litros de agua por la mañana en ayunas y luego apenas bebe a lo largo del resto del día”, explica el profesor. “Por ello es importante beber aproximadamente cada dos  horas, tengamos o no sensación de sed, para conseguir un estado de hidratación adecuado para la salud, el bienestar y el rendimiento físico y mental”, concluye el experto.

Mantener una apropiada hidratación es importante para el  correcto funcionamiento del cerebro. Cuando estamos hidratados las células del cerebro reciben sangre oxigenada y el cerebro se mantiene alerta. La deshidratación leve, que conllevaría pérdida de agua, llevaría a una reducción de la masa corporal entre el 1 y el 2 por ciento, pudiendo afectar a la capacidad de concentración. Una pérdida de más de un 2 por ciento del peso corporal por no hidratarse puede afectar a la capacidad de procesamiento del cerebro y a la memoria a corto plazo.

El profesor Serra-Majem recomienda que en las 8 horas que estamos en el trabajo “deberíamos beber unos 600 ml a 800 ml de líquidos en mujeres  y hombres respectivamente, repartidos en unas 4 tomas. Esta cantidad será mayor en condiciones de calor extremas o en trabajos que requieran una gran actividad física”.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...