Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

Picaduras: una de las principales molestias en verano

Los mosquitos, una pesadilla en verano.Por mar o aire. Así se desenvuelven los principales responsables de la mayoría de las picaduras que tienen lugar en verano. Las de mosquitos, abejas, avispas y medusas son bastante comunes.

En la época estival hay varias pautas de prevención relacionadas con el calor: a la hora de tomar el sol, precaución con el ejercicio físico en las horas centrales del día, hidratación, etcétera. Sin embargo, nadie está completamente libre de una dolorosa picadura. Existen determinados principios básicos de prevención y tratamiento para cada caso, y no se debe de caer en ciertos mitos (como orinar en la zona de afectada por la picadura de una medusa) que, en realidad, están lejos de ser una solución.

La gran enemiga en el mar es la medusa. Su presencia en nuestro país, sobretodo en la costa valenciana, se debe a la alta temperatura del agua. Su picadura puede producir urticaria y edema, y en una cantidad elevada, parálisis nerviosa. Ante el roce de este animal marino, el jefe de servicio de urgencias de Centro Médico Quirón Fuengirola, Juan Carlos Galindo, recomienda “revisar y lavar la zona con abundante agua de mar, intentar quitar los tentáculos o restos de estos que queden, usando guantes o cualquier objeto que no dañe la piel, aplicar vinagre reducido al 50 por ciento, aplicar agua con bicarbonato y frío en la zona afectada y acudir al servicio de urgencias”.

En el medio acuático también podemos tener problemas con los erizos de mar y los peces araña. Los primeros, pese a no ser agresivos, tienen el cuerpo recubierto de espinas, por lo que pisarlos podría provocar heridas punzantes que producen hinchazón, enrojecimiento, dolor e infección. Múltiples pinchazos podrían dar lugar a parálisis, fallo respiratorio y muerte. En estos casos, el especialista de Quirón Fuengirola aconseja “revisar la zona afectada, extraer los pinchos, sumergirla en agua caliente o vinagre, tomar un analgésico e ir a urgencias”. Respecto a los peces araña, éstos permanecen la mayor parte del tiempo sobre el fondo del mar, especialmente en los arenales. Para prevenir su picadura, es de gran ayuda usar calzado protector como cangrejeras o sandalias.

Los insectos voladores que más picaduras cometen en verano son los mosquitos, las avispas, las abejas y los tábanos. Las consecuencias de sus picotazos no revisten gravedad salvo que seamos alérgicos, aunque pueden producir un doloroso pinchazo con un pequeño edema e inflamación.  En cuanto a la forma de actuar, en el caso de las abejas es necesario quitar el aguijón sin usar pinzas para que no se extienda el veneno, lavar el área afectada con agua y usar un antiséptico. La mejor prevención en el caso de los mosquitos y los tábanos es utilizar mosquiteras o insecticidas, y si el calor lo permite, vestir ropa de manga larga y pantalones.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...