Artículos de interés

Premios New Medical Economics 2018

¡Ya conocemos a los GANADORES de los Premios New Medical Economics 2018!

Más de un tercio de los españoles hace una “dieta exprés” antes de verano

Una buena combinación de alimentos, clave para la dieta.La Dra. Sagrario Jiménez, experta en Nutrición, duda de su efectividad y alerta de que con este tipo de dietas no se logra perder grasa, sino masa muscular y líquidos

La llegada de la época estival provoca que una gran parte de los españoles (concretamente el 36 por ciento) intente perder peso de cara a poder lucir su cuerpo con mayor confianza durante las vacaciones mediante una “dieta exprés”. Así lo afirma el estudio “Reflexiones sobre alimentación y salud en la población española” elaborado por Laboratorios Farmacéuticos Rovi.

Sin embargo, pese al intento de cambiar los hábitos nutricionales antes de la llegada del verano, el estudio revela que el 40 por ciento de los encuestados suele engordar en este período del año entre 1 y 3 kilos debido a un mayor consumo de bebidas alcohólicas y picoteo entre horas, entre otras razones: “Por lo general, cuando se picotea se ingieren demasiados hidratos de carbono en alimentos como el pan, patatas fritas, galletas, embutidos, etcétera, lo que va a hacer que entremos en un círculo vicioso que nos incitará a comer sin parar. Así, ingerimos un exceso de calorías, se dispara la insulina y se favorece el acúmulo de grasa”, afirma Sagrario Jiménez, experta en nutrición, medicina estética y sexología del Centro Médico Sagrario Jiménez en Madrid.

Asimismo, las “dietas exprés” tienen una dudosa efectividad, ya que una vez se terminan, el cuerpo experimenta un efecto rebote provocado por los mismos errores que se cometían en los anteriores hábitos alimentarios. De hecho, en algunos casos se padece un aumento de peso respecto al de la etapa anterior a comenzar la dieta. La Dra. Jiménez resalta que “con esas dietas se pierde masa muscular y líquidos, no se pierde peso procedente de la grasa, que es lo que sobra, por que cuando se vuelve a comer de forma normal se recuperan los kilos muy rápidamente y se liberan metabolitos intermedios que son tóxicos para algunos órganos”.

Por tanto, la especialista en nutrición recomienda seguir un estilo de alimentación saludable llamado “La Zona”, que se basa en la ingesta de hidratos de carbono, proteínas y grasas en la proporción calórica 40-30-30 respectivamente junto al aporte de ácidos grasos omega 3 y de polifenoles: “No es una dieta en sí, sino un estilo de vida muy saludable que nos permitirá vivir mejor, más sanos y sin engordar. Se consigue un equilibrio hormonal y metabólico y se alcanza un estado óptimo de salud”, asegura.

Sagrario Jiménez aporta algunas pautas, como que hay que evitar o reducir los hidratos de carbono refinados como el arroz, la pasta, el pan, la pizza o las patatas, así como los alimentos ricos en grasas saturadas y trans. Además, desaconseja los cereales, los quesos grasos y los muy curados, la mantequilla, la nata, las carnes rojas, los embutidos, los dulces y los refrescos azucarados.

Twitter   Facebook   Linkedin   ISSUU   Contacto

Acceso Profesionales

Suscribirse a NME

Nuestro Twitter

...